top of page

50% DESCUENTO + CONTRAENTREGA ó ENVIO GRATIS

  • Foto del escritorAlejo Moros

Presupuesto: Aprender a hacer un presupuesto y a seguirlo para controlar sus ingresos y gastos.



El presupuesto es uno de los pilares fundamentales de la administración financiera personal. Es una herramienta que permite controlar los ingresos y gastos, y asegurarse de que se están utilizando los recursos de manera efectiva y responsable. Sin embargo, muchas personas no hacen un presupuesto o no lo siguen adecuadamente. En este artículo, hablaremos sobre la importancia de hacer un presupuesto y cómo seguirlo para lograr una mejor administración de sus finanzas personales.


El presupuesto es un plan detallado que permite establecer los ingresos y gastos proyectados para un período determinado. Al hacer un presupuesto, se puede tener una visión clara de sus finanzas y tomar medidas para lograr sus objetivos financieros. Además, permite detectar gastos innecesarios y reducirlos, lo que a su vez genera un ahorro importante.


Sin embargo, hacer un presupuesto es solo el primer paso. Lo importante es seguirlo y ser constante en su aplicación. Esto significa revisar regularmente los gastos y ajustarlos si es necesario. También es importante tener en cuenta los gastos imprevistos y incluirlos en el presupuesto para evitar desequilibrios.


Para hacer un presupuesto efectivo, es importante ser realista y honesto sobre sus ingresos y gastos. Esto significa incluir todos los gastos, incluidos los gastos pequeños, como café o almuerzos fuera de casa. También es importante incluir los gastos futuros, como regalos o vacaciones, para tener una visión completa de sus finanzas.


Además, es recomendable utilizar una herramienta para llevar un registro de sus gastos, como una hoja de cálculo o una aplicación de presupuesto. Esto permite tener un control más fácil y efectivo de sus finanzas y hacer ajustes en tiempo real.


Para empezar a hacer tu propio presupuesto, debes seguir estos sencillos pasos:


Anota tus ingresos mensuales: Esto incluye tu sueldo, ingresos por alquileres, intereses, entre otros.


Haz una lista de tus gastos mensuales fijos: Estos son aquellos gastos que son regulares y que ocurren todos los meses, como el alquiler, la hipoteca, la electricidad, el agua, la televisión por cable, entre otros.


Haz una lista de tus gastos variables: Estos son aquellos gastos que cambian de mes a mes, como la comida, la ropa, la gasolina, entre otros.


Revisa tus registros bancarios y tarjetas de crédito para tener una idea más clara de tus gastos: Este es un buen momento para identificar gastos innecesarios que puedes cortar.


Asigna un presupuesto para cada categoría de gastos: Una vez que tengas una idea clara de tus ingresos y gastos, puedes asignar un presupuesto para cada categoría. Asegúrate de incluir una cantidad para ahorros y emergencias.


Sigue tu presupuesto: Revisa tu presupuesto regularmente para asegurarte de que estás siguiendo tus objetivos financieros. Si te sales de tu presupuesto en alguna categoría, trata de encontrar maneras de reducir tus gastos en esa área.


Ajusta tu presupuesto según sea necesario: Tu situación financiera puede cambiar con el tiempo, por lo que es importante revisar y ajustar tu presupuesto regularmente para asegurarte de que estás en camino de alcanzar tus objetivos financieros.


Recuerda que hacer un presupuesto es un proceso continuo y requiere disciplina y dedicación. Pero una vez que comiences a hacerlo y a ver los resultados, te darás cuenta de que vale la pena el esfuerzo.


Imaginemos que Juan es un trabajador de oficina con un salario de $3,000 al mes. Juan ha decidido hacer un presupuesto para controlar sus gastos y ahorrar más dinero. Él comienza por anotar todos sus gastos regulares, como la renta, la factura de electricidad y gas, la factura de internet y la comida. Descubre que sus gastos regulares suman $2,500 al mes.


Juan también ha decidido asignar un presupuesto para gastos discrecionales, como salir con amigos y viajar. Él ha decidido asignarse un presupuesto de $500 al mes para estos gastos.


Después de hacer su presupuesto, Juan se da cuenta de que tiene $500 de sobra en su presupuesto cada mes. Él decide ahorrar esta cantidad de dinero en su cuenta de ahorros para situaciones imprevistas y para alcanzar sus metas financieras a largo plazo.


El presupuesto es una herramienta crucial para el control de tus ingresos y gastos, lo que te permite tener una visión clara de tus finanzas personales y tomar decisiones informadas sobre cómo administrar tu dinero. Aprender a hacer un presupuesto y seguirlo te ayuda a evitar el endeudamiento y a alcanzar tus objetivos financieros a largo plazo. Al establecer un presupuesto, puedes identificar áreas en las que puedes reducir gastos y aumentar tus ahorros, lo que te ayuda a crear un futuro financiero estable y seguro.


En resumen, hacer un presupuesto y seguirlo es esencial para una buena administración financiera personal. Permite tener una visión clara de sus finanzas, detectar gastos innecesarios y tomar medidas para lograr sus objetivos financieros. Además, al ser constante y realista en su aplicación, se puede lograr una mejor administración de sus finanzas personales.


15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page